El 25 de septiembre es el día mundial del pulmón, impulsado por FIRS (Forum of International Respiratory Societies) y a la que se sumaron más de 200 organizaciones del mundo. ¿Por qué?

 Más de y 3 millones mueren cada año por enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Es la tercera causa de muerte en todo el mundo.

334 millones de personas sufren de asma. Es la enfermedad crónica más común de la niñez porque afecta al 14% de los niños en todo el mundo, y en aumento.

El cáncer de pulmón es la neoplasía más letal. Mata a 1,6 millones de personas cada año, y de nuevo, esos números están creciendo.

La neumonía, o infecciones respiratorias bajas, es una de las tres principales causas de muerte y discapacidad entre niños y adultos.

Se declaran 10 millones de casos de tuberculosis y 1.4 millones de fallecimientos anuales.

2.000 millones de personas están expuestas al humo intradomiciliario por calefacción o cocción a leña; mil millones inhalan aire contaminado ambiental, y otros tantos están expuestos al humo del tabaco de segunda mano.

Cuatro millones de personas mueren prematuramente cada año de otras enfermedades respiratorias crónicas como hipertensión pulmonar, fibrosis quistíca entre otras.

Afortunadamente, la mayoría de las enfermedades respiratorias son PREVENIBLES al mejorar la calidad del aire. Las fuentes comunes de aire no saludable son el humo del tabaco, la contaminación del aire en interiores y exteriores y el aire que contiene microbios y partículas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *